Kate del Castillo denuncia al Gobierno Mexicano

La actriz mexicana, Kate del Castillo, luego de ser relacionada con el narcotraficante conocido como “El Chapo”, interpuso una denuncia, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en contra del gobierno mexicano por haber pisoteado sus derechos.

La actriz argumentó que formalizó la queja luego de que el gobierno mexicano filtrara supuestos videos de sus encuentros con el narcotraficante mientras este era prófugo de la justicia mexicana.

Según lo declarado, la actriz alegó que esta situación le provocó pérdidas de contratos y menos ofertas laborales.

En la entrada de la institución la actriz señaló “Venimos aquí a alzar una queja, muy larga, porque se han pisoteado mis derechos humanos y en México no se ha hecho nada (…) Ha habido un linchamiento a mi persona sin duda, no sé quién específicamente, pero del Gobierno en general, seguro”.

Lamentó que se haya dañado su reputación pública y por ello lleva aproximadamente un año y medio sin poder trabajar como le gustaría.

El abogado de la actriz, Federico Mery Sanson, junto con un segundo letrado y cargado con dos cajas llenas de documentados para demostrar la relación entre el Gobierno de México y las filtraciones, acusó al Ejecutivo mexicano de “haber violado los derechos humanos” de Kate del Castillo.

“El Gobierno mexicano legitimizó un acto ilegal. Entonces, como no tuvimos justicia en México, no venimos a buscar justicia aquí (a la CIDH) sino que venimos a restablecer un criterio en derechos humanos”, anunció.

 

El encuentro entre Del Castillo y “El Chapo”

El nombre de la famosa actriz se hizo viral el 9 de enero pasado cuando la revista Rolling Stone publicó el relato que el actor estadounidense Sean Penn escribió del encuentro que sostuvo con el Chapo Guzmán en octubre de 2015 en el noroeste de México.

El encuentro fue propiciado por la actriz, a quien el narcotraficante había pedido que se encargara de llevar a cabo su película biográfica, según Penn.

A partir de ese momento, la prensa mexicana ha publicado una serie de mensajes de texto intercambiados por teléfono celular entre Del Castillo, Guzmán y Andrés Granados, uno de los abogados del capo, e interceptados por los servicios de inteligencia del país.

Por su parte, el Gobierno Federal asegura que esos contactos contribuyeron a dar con el paradero del Chapo, capturado el pasado 8 de enero y recluido en la misma prisión de máxima seguridad de la que se escapó en julio de 2015 a través de un túnel de 1,5 kilómetros.