López Obrador Arranca post Guerra Electoral

Arranca AMLO post guerra electoral

Andrés Manuel López Obrador arrancó la post guerra electoral a pesar que logró el triunfo como Presidente de México. Ahora se queja, amargamente  y acusa compló del INE de Lorenzo Córdova y Hacienda de Peña Nieto.

No acepta la multa de 197 millones de pesos que le impuso el INE a su partido Morena, bajo el argumento de irregularidades en el fideicomiso que armo para los damnificados.

Es un tema que López Obrador no dejara a la ligera, no, sabe que depende de la resolución que le dé el Tribunal Federal  Electoral donde  recurrió a interponer  su queja, para que su moral no se vea manchada. Quiere  dejar marcado que el Fideicomiso es obra de honestidad, buena voluntad y sin tachones de corrupción.

En su equipo no faltó quien alzara la voz para decir que es una maniobra del INE y Hacienda para descalificar su proyecto contra la corrupción. Quieren manchar el triunfo que arrasó en el país.

Lo que tal vez no sepan, es que su administración no será un día de campo, y para muestra basta este ejemplo.

Basta recordar que López Obrador se inclinó por el Fideicomiso para destinar los recursos que le otorgaron en el INE como prerrogativas del año pasado.

Fue en gran medida ante la presión que desataron los priistas, en ese entonces  por  Enrique Ochoa y los panistas de Ricardo Anaya para renunciar a esos recursos que les entrega cada mes el gobierno y dirigirlos a los damnificados del 19 de septiembre.

López Obrador argumentó, entonces que su partido haría lo propio pero de diferente manera, es decir mediante el Fideicomiso para asegurar que el dinero llegara a manos de los afectados, de lo contrario no le daba confianza que se fuera al gobierno para su repartición. Que en esas manos no llegaría al destino.

Decidió el fideicomiso pero con dinero de sus aportaciones, es decir que no se ocuparan las prerrogativas porque no se le permitía por ley. Por eso presentó los depósitos que  se hicieron y que fueron tres,  producto de las regalías de sus libros y unos 300 mil pesos de una conferencia que ofreció. Que de ahí viene el dinero.

Hoy acusa López Obrador al INE y Hacienda que esta multa es una venganza, tal vez porque les bajará el sueldo a los primeros y, dos porque perdió el gobierno federal.  Que no pueden acusar tan así a la ligera.

Lo cierto es que si no quiere que se manche su historial político, AMLO tendrá que demostrar la pulcritud de la que habla en la construcción de esta herramienta financiera, de lo contrario quedara muy, pero muy mal parado.