Agresor Sexual de Actriz Enfrentara Acusación en Libertad

Una jueza libera al agresor sexual de actriz en la Condesa.

Una juez del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México calificó de legal la detención del agresor sexual de Fernanda Ostos; sin embargo, le permitió salir de prisión tras considerar que no era grave el delito que había cometido.

La juez de control Johana Pérez Robles, le prohibió a Jesus Uziel “N” acercarse a la mujer, así como a las calles donde la atacó en la zona de la colonia Condesa.

Además, Pérez Robles le ordenó presentarse a firmar cada 15 días al Reclusorio Oriente, como parte de las medidas cautelares que le impuso.

A pesar de que el Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) le solicitó a la juez la medida de prisión preventiva justificada, ésta consideró que no había motivo para otorgarla.

En sus argumentos la dependencia explicó que el agresor no había dicho la verdad en cuanto a su modo de vivir, no había querido declarar y vivía en el Estado de México, lo cual le permitía sustraerse de la acción de la justicia.

Además, en consideración del MP, el hombre no tenía un arraigo mayor, pues aunque dijo que trabajaba en la empresa AT&T y estudiaba la preparatoria, la realidad es que eso no se pudo confirmar. La empresa negó que formará parte de su plantilla laboral y Jesús nunca dijo en qué escuela iba. De hecho las autoridades suponen que mintió en ese tema, pues aparentemente el joven en realidad cuenta con estudios universitarios.

Aún con ello, la juez consideró que no eran elementos suficientes para dejarlo preso en el Reclusorio Oriente. Según dijo, vivir fuera de la Ciudad de México no le facilitaba huir. En su consideración, tenerlo preso no era la única medida que existía para garantizar su presencia.

Y aunque el día de la agresión Jesús Uzziel intentó escapar y aventó a una de las personas que quiso detenerlo, la juez opinó que esto ya no sucedería.

Por ello, las medidas que determinó imponerle fueron sólo las de presentarse cada 15 días a firmar y no acercarse al punto donde fue el ataque. Y es que Fernanda Ostos acude regularmente a la zona.

  • El Dato:El Código Penal de la CDMX establece que a quien cometa este delito se le impondrá una pena de seis años de prisión.

La juez Johana Pérez Robles lo citó el próximo lunes para audiencia en la que determinará si lo vincula o no a proceso. Ahí mismo podría modificar las medidas cautelares. Por lo pronto, el hombre quedó, ayer por la tarde, en libertad.

La víctima de la agresión se dijo molesta y decepcionada ante la determinación de la juez. A pesar de lo que sucedió dijo que continuará con su proceso hasta el final.

Fernanda Ostos fue agredida la tarde del martes cuando llegaba a una clase en calles de la Condesa. Jesus Uzziel la encontró de frente y ahí le tocó un seno.

Ella lo persiguió y luego pidió ayuda a personas que pasaban por la zona. Con apoyo de agentes de la policía capitalina el sujeto fue detenido.